Cuba mi nostalgia día a día

Azucala - Melba Mercedes Almeida

Todos los poemas y las palabras tiradas al aire.
Son propiedad de su autora
Melba Mercedes Almeida – Azucala.

A veces el tan solo hecho de escribir me ayuda tanto.
No es que siempre me viene la musa,
pero cuando me llega me viene de a pecho.
Montándome en su nubarrón encantado.
Enseñándome que siempre hay un motivo para ver y creer en el mañana.
Mi musa es africana, gitana, china, española.
No me habla en mil idiomas, ni en lenguajes extraños.
No tiene barreras culturales, ni problemas raciales.
Mi musa no tiene horario, pues con ella no existe el tiempo.

"Mi musa es un Marabú enconado"

Vive la vida creciendo,

crece mientras va naciendo,

nace de mis suspiros, suspira cuando me río.
Entre las olas del mar yo la noto bailando.
Pues el río cauteloso de ese campo Cubano

le dio a mi musa la gracia de vivir en etapas.


Es que mi musa extraviada es un paisaje Cubano.
Mi musa viene con los amigos

que me voy encontrando al pasar de la vida y los años.
Ella es mi vida, lo que alimenta mi alma.
El día que me llegue el último suspiro,

ella se irá conmigo o se quedara esperando.
A que venga otro soñador a su paraje encantado.


Donde sobrevivo ..!

domingo, 29 de marzo de 2009

Mi Musa


Mi musa.

No se lo que me pasa, hoy no me logro inspirar,

tratando escribir algo y no lo puedo lograr.
Es que mi poesía parece que se escondió.
En el rincón del guije mi musa se perdió.
Donde estas mi musa hermosa,
mi compañera de juego, que llegas en mis sueños.
Hoy no te e visto pasar, en que solar de la Habana te has quedado escondida.
Mira que si no vienes me voy a molestar.
Porque yo te necesito para poderme inspirar.

Musa bella, musa viajera, que llegas con madures,
a la vez eres mi ser, disfrazado del mañana.
Musa mía donde estas. Que no te logro ver.
Negrita bella y bembona.
Que me vas a contar cuando llegues de tu andar.
No te olvides de regresar, que la vida sin ti no tiene solución.
Porque mi alma hambrienta necesita tu pasión.

Musa, Musita mía no te vallas por favor, en estos lugares fríos necesito tu calor.
Para calentar mi alma y llenarme de ilusión.
Para pintar mis sueño con rumba, maracas y un bongo.

Musa mía repartera, marginada, solariega.
Musa estudiosa, que viene de buena familia.
Musa que esta llena de rebeldía.
Espero que regreses para hablar largo rato,
que hoy salio el sol y ya me estoy inspirando.

Ya siento que vienes llegando, mi bella musa poeta.
Donde estuviste mi musa, te fuiste sin mi permiso.
Te fuiste a un bembe, al malecón Habanero, a bailar con el abuelo.
Que tiene sangre de chino.
Coño mi musa verdad que yo no puedo contigo.
Negrita solariega, marginada y bretera mira que yo te quiero
mi musita viajera.


Melba Mercedes Almeida - Azucala

2 comentarios:

Gracias por haber llegado a este Marabú enconado.
Gracias por darme una señal
de cariño cuando me dejas tu suspiro
en el escrito que llevare conmigo
a un lugar muy querido.
Que en mi corazón tiene su nido.
Gracias por poder sentir conmigo.
Melba Mercedes Alemida - Azucala